Al aprender a conducir, uno de los mayores miedos de los aspirantes es equivocarse en el momento de aparcar el coche. Esto se debe a que las faltas eliminatorias en el aparcamiento pueden ser el motivo de suspender la prueba de conducir. Por lo tanto, conocerlas es clave para que durante tu preparación aprendas a evitarlas.

Tomándolo en cuenta, a continuación te explicaremos en consistente y en que se diferencian.

¿Qué es una falta eliminatoria en el aparcamiento?

Las faltas eliminatorias cuando se toma el examen de conducir son aquellas que si son cometidas una sola vez, implican la suspensión de la prueba por parte del examinador. De igual forma, estas son las que suponen un riesgo para el conductor, los pasajeros y al resto de los vehículos que se encuentren en la vía. 

Por lo tanto, evitarlas es imprescindible si tus intenciones son aprobar el test. Asimismo, también es necesario destacar que estas faltas son bastante obvias y es muy poco probable que las cometas si cuentas con una buena instrucción.

Tipo de faltas eliminatorias al aparcar

Ahora bien, ya que sabes que cometer ciertas infracciones al aparcar durante tu examen de conducir podría suponer la anulación del mismo, es necesario saber cuáles son:

  • Al estacionar en batería: si en el examen de conducir te solicitan que te estaciones en paralelo, es muy importante que el vehículo no sobresalga más de un metro sobre la vía. Ya que esto afectaría la circulación de la misma.
  • Cuando se sobrepase de su puesto: el coche no puede estar ocupando el área de los puestos de al lado. Es por ello que estar atento a las marcas de estacionamiento es necesario.
  • Obstaculizar a otros vehículos: bloquearle el paso o impedir las maniobras a los otros coches que se encuentren aparcados en el mismo sitio es también una falta eliminatoria.

Importancia de practicar el aparcamiento para evitarlas

Suponiendo que el tiempo máximo para estacionarse durante una prueba de conducción es de dos minutos, saber cómo hacerlo rápida y correctamente es muy importante. No se debe olvidar que esto es una parte elemental del saber conducir, y en promedio se hace mínimo unas 6 veces al día cuando se anda en coche. 

Por lo tanto, estar acostumbrado y familiarizado con las distintas formas de aparcar es elemental sí sé pretende ser un conductor frecuente. De manera que practicar el retroceder y calcular el espacio del lugar donde se dejara estacionado el vehículo son métodos que podrían ayudarte. Asimismo no solo evitarás una de estas faltas durante el examen, sino que también te será de utilidad para tu futuro.

Si desea más información al respecto, comuníquese con nosotros. En Premium autoescuela de Salamanca estaremos encantados de poder ayudarte.