Poder aparcar en Salamanca suele convertirse en un problema si la intención es hacerlo en la Zona Monumental, donde por lo general se encuentra el mayor número de personas. Esto se debe a todos los atractivos turísticos, además es el área en donde se encuentran ubicados los distintos sitios para hacer compras. 

Por esa razón en Premium autoescuela en Salamanca pensamos en ti y en lo que mereces disfrutar, sin preocuparte en donde vas a dejar el coche. Por lo tanto, te mostramos distintas opciones para que así tu paseo por Salamanca sea lo más placentero posible. 

¿Qué debo tomar en cuenta si voy a Salamanca?

Al ser Salamanca una ciudad turística relativamente económica, normalmente tiene mucha afluencia de turistas. Además de la gente que ya hace vida en la propia ciudad, debido a ello es que buscar un espacio para aparcar es algo que preocupa y toma tiempo si decidimos visitar su centro. Partiendo de eso, recomendamos tomar en cuenta ciertos puntos para que no se nos vaya el día buscando un sitio para aparcar:

  • Dejar el coche en los alrededores del casco central.
  • Ir a cualquier sitio caminando, esto te permitirá disfrutar más los paisajes. 
  • Si vas en temporada alta toma en cuenta que los parkings privados en Salamanca también suelen ocuparse en su totalidad, por lo que debes esperar tu turno. 

Opciones para aparcar en Salamanca

Cómo no queremos que estacionar el coche sea un dolor de cabeza, vamos a conocer las 3 opciones disponibles en Salamanca para dejar el auto. Tomando en cuenta, que esta es una ciudad pequeña, la cual no está lista para tener una gran afluencia vehicular en sus calles:

  • Parqueadero privado: es la opción más viable si no queremos perder tiempo en buscar un sitio para aparcar. Se pagará una tarifa de acuerdo al tiempo que hayamos utilizado el servicio, y la gran ventaja que tienen es que no debemos preocuparnos por exceder el tiempo, ni porque las grúas municipales nos lleven el coche por haberlo dejado en un mal sitio. Actualmente existen aplicaciones móviles que nos permiten asegurar un puesto, inclusive con días de antelación. 
  • Estacionamiento regulado: en Salamanca existe otra elección para aparcar, por la cual se paga una tarifa regulada, y se divide en dos áreas diferentes; la zona azul donde se puede aparcar por un máximo de dos horas que cubre las calles dentro del Paseo de Canalejas, Avenida de Mirat, Paseo de San Vicente y Rector Esperabé. También se cuenta con la zona verde, donde se puede estacionar por 4 horas y aplica en calles del Barrio del Oeste, en torno del Mercado de San Juan y parte del barrio Garrido.
  • Aparcar gratis: es la opción más atrevida si deseas aparcar en pleno centro, debido a que podrías tardar horas y no conseguir un espacio disponible. En este caso si deseamos contar con un poco más de suerte debemos intentar conseguir una plaza en la zona periférica.